Archivo de la etiqueta: Terapias Alternativas Guatemala

Taller de Atrapasueños

Taller AtrapasueñosLos Atrapa-sueños o Dream-catchers  son conocidos en casi todo el mundo. ¿Quién no ha visto un Atrapa-sueños colgando en casa de algún amigo, familiar o negocio? Aunque su sentido original va más allá de un simple objeto bonito  y decorativo que nos llama la atención por su singularidad.

La función del Atrapa-sueños consiste en que la red sirve  para procurar tener un buen descanso, contener los buenos deseos, las metas, los sueños y lo que queremos atraer en nuestra vida; así mismo a través del agujero que tienen en medio, escapan malos sueños, la negatividad  y  las malas energías en general.

Al observar detenidamente la red que se forma en los Atrapa-sueños, podemos darnos cuenta de su semejanza a la llamada “Flor de la Vida”, cuya armoniosa estructura es el esqueleto de todo ser vivo. Esta figura la podemos ver en flores, cactus, piñas, caracoles, etc. Lo que nos habla de que su forma no está diseñada al azar, posee un sentido muy  profundo y mágico.

Es importante resaltar, que los Cazadores de sueños son un poderoso talismán, siempre y cuando su creador, lo impregne de los propósitos que quiere que lleguen a su existencia o a la de un Ser querido. Es por ello que en AmArte, te proponemos un taller donde  creas tu propio Atrapa-sueños,  a base de cuerpos naturales como  ramas de bejuco o de Sauce,  plumas de pájaros, guacamaya o patos, cuentas de madera, caracoles, piedras, semillas, cristales, etc. El taller puede ser individual o grupal y esta dirigido a niños (4 años  en adelante en compañía de un adulto)adolescentes y adultos de todas las edades.

Anímate a proyectar lo que quieres atraer en tu vida  y deja volar tu imaginación!

Si deseas conocer mas sobre los Atrapa-sueños, también puedes viciar https://elartedeamarte.wordpress.com/cursos-y-talleres/dream-catchers/ o contactarte con nosotros a amarteterapias@gmail.com

Beneficios de la Terapia floral en el entorno familiar de pacientes con Cáncer

Quizás me atrevería a decir, que una de las lecciones más difíciles de esta vida es aprender a situarse en el lugar del otro.

Por ello, si hacemos un esfuerzo en este sentido, podríamos llegar a darnos cuenta, que resulta difícil imaginar el día a día de la persona afectada por alguna  enfermedad como el Cáncer, pero si nos esforzamos aún mas, podríamos llegar a intuir las dificultades emocionales por las que atraviesan los familiares, que viven de manera directa la enfermedad del ser al que aman.

la energía universal del macrocosmos al microcosmos
la energía universal del macrocosmos al microcosmos

Formulando respuestas para personas y familias que padecen esta enfermedad, AmArte quiere resaltar algunos puntos  adaptados del  articulo “Beneficios de la Terapia floral en el entorno familiar de enfermos de Huntington” , que esperamos y deseamos, sirva para transmitir la inquietud por conocer el uso de las esencias florales que conllevan modificaciones, en beneficio de un aumento en la calidad de vida del entorno familiar. 

La Terapia Floral representa dentro de las Medicinas Alternativas, un capítulo muy importante. Y dentro de éste el sistema de Bach por sí sólo y/o junto con otros sistemas (California, Bush, Nuevo Mediterráneo, Aureos, Orquídeas del Amazonas…), representa una de las prácticas que más beneficios puede aportar para curar la salud a través de las emociones.

El Dr. Edward Bach fue un prestigioso médico homeópata, que ejerció durante la primera mitad del siglo XX en Londres, y a él se le atribuye los famosos remedios de esencias florales del Dr. Bach.

De una manera genérica, podríamos decir que dichas esencias tienen por finalidad contribuir a la mejora de la salud a través de las emociones, pues es el desequilibrio de las emociones, el que provoca los problemas de salud.

En realidad, si profundizamos más sobre algunos conceptos, podríamos decir que las esencias florales actúan como remedios energéticos vibracionales, por lo tanto, podríamos considerar el modo de actuación de las esencias florales como medicina energética vibracional.

Adentrándonos en el concepto de la medicina energética vibracional, podemos pensar que desde un punto de vista de la ‘’conciencia biológica’’, la visión del ser humano puede resultar muy simplista, es decir, por un lado, el hombre sabe de la existencia de un cuerpo, de sentimientos, de pensamientos, e incluso en ocasiones se puede llegar a comentar la existencia de ‘’alma’’ y ‘’espíritu’’.

Pero bien es cierto que la realidad energética del hombre es más compleja, por ello para entender la forma de actuación de las esencias florales, sería interesante que repasemos algunos conceptos físicos; para ello, podríamos decir que vibración es sinónimo de frecuencia y que las diferentes frecuencias de energía son diferentes número de vibraciones por unidad de tiempo.

Como sabemos la materia y la energía son dos manifestaciones diferentes de una misma sustancia energética; así la materia que llamamos física sería la densa (sería la perceptible por nuestro ojo) y correspondería a una frecuencia más baja (o una vibración más lenta); la materia que vibra a velocidad superior a la luz sería la materia sutil (no es perceptible por nosotros). Así podemos deducir que la materia densa es tan real como la materia sutil.

También a este cuerpo sutil se le llama campo electromagnético, el cual está comprobado que da soporte electrónico a todas las células y aporta un sistema de frecuencias armónicas para su correcto funcionamiento. De esta manera, podemos decir que somos redes de campos complejos de energía en interfaz con los sistemas físicos/celulares.

A diferencia de los tratamientos convencionales con fármacos, que actúan exclusivamente en el plano físico de la patología celular, los patrones energéticos contenidos en las esencias florales actúan sobre el ser humano en los múltiples planos interactivos que hemos comentado.

De hecho, una alteración en las frecuencias armónicas de un sector determinado del campo electromagnético, tiene como consecuencia una alteración emocional, lo que conlleva una variación en las condiciones energéticas del nivel fisiológico.

Es por ello, que una definición más exacta del alcance de las esencias florales, es que contienen ‘’paquetes de frecuencia armónica’’ que escanean y restauran las pérdidas de frecuencia correcta en los diferentes sectores del campo electromagnético, lo que conlleva un cese de la emoción alterada, y además la desaparición de las alteraciones energéticas a nivel fisiológico.

Un dato a considerar, es que la Organización Mundial de la Salud desde 1976, reconoce la utilidad de las esencias florales en los procesos de desequilibrio anímico y emocional, con una acción totalmente inocua y complementaria a cualquier prescripción médica.

Señalar que existen multitud de aplicaciones terapéuticas, no obstante, nos centraremos en los beneficios más directos, que el uso de las esencias florales puede reportar en el entorno familiar.

–  Para aprender a vivir sin el stress, y sin la angustia que generan los problemas de la vida cotidiana con los enfermos de Hungtinton.

–  Para aquellos que se sientes agotados o desbordados por la situación.

–  Para los que sienten temor o preocupación excesiva por lo que pudiera pasarle al enfermo, conllevando una disminución en la ocupación real del paciente.

–  Para los que se mimetizan con el sufrimiento de estos seres queridos, llegando a sentirlo como propio con la consiguiente angustia, dolor, depresión… que a su vez, afectará al ámbito laboral, de pareja y personal, y en una siguiente instancia a la calidad de atención física y emocional que se le puede dar al paciente.

–  Para la poca tolerancia, impaciencia, irritabilidad, ansiedad, culpabilidad y depresión.
–  Para el miedo a padecer la enfermedad y no atreverse a confrontar el test predictivo    pertinente, viviendo la situación con angustia e incertidumbre.
–  Para el temor a la agresividad o descontrol del enfermo.
– Y en general, para dar armonía y fortaleza en la crisis.

Es por todo lo expuesto, que consideramos que las esencias florales son un regalo, adelantado a su tiempo, para que el ser humano halle la suficiente paz interna que le posibilite encaminarse hacia el conocimiento de sí mismo.

Fuente: adaptado de “Beneficios de la Terapia floral en el entorno familiar de enfermos de Huntington”, de Santiago Limonche (Terapeuta floral)  y Mercedes García (Bióloga y Terapeuta floral)